Síntomas del reflujo gástrico

Todos hemos padecido alguna vez esa sensación de “acidez” que nos sube desde el estómago, es algo menor pero puede ser muy molesto y en algunos casos puede ser crónico y hasta una enfermedad

¿Qué es el reflujo?

Es cuando los contenidos estomacales pasan del estómago al esófago a través de una apertura del esfínter esofágico, la acidez de los mismos puede irritar las paredes de esta conexión entre cavidad bucal y estómago. Su síntoma más común es sentir un sabor ácido que viene desde adentro nuestro. Cuando esta molestia se vuelve frecuente se denomina como Enfermedad por reflujo gastroesofágico.

¿Qué genera que tengamos “acidez”?

El músculo esfínter inferior de nuestro esófago se abre cada vez que ingerimos alimentos pero puede ocurrir que no se cierre bien, en ese caso puede dar paso a los ácidos del estómago. Condiciones como la obesidad o el embarazo pueden ampliar las posibilidades de que esto pase, así como el consumo recurrente de alcohol y tabaco. También nos suele ocurrir esto cuando estamos recostados con la cabeza por debajo del nivel del resto del cuerpo o cuando nos acostamos a dormir inmediatamente después de comer.

¿Cómo podemos afrontar el problema del reflujo?

Como siempre indicamos en este blog, la alimentación es una de las claves para mejorar, en este caso, el problema de la acidez. Hay ciertos alimentos que ayudan a combatir el ácido del estómago ya que son alcalinos, aunque algunos nos parezcan que su sabor es ácido.
Fibra. Los alimentos ricos en fibra suelen absorver el ácido de las paredes del esófago, entre los más importantes para combatir este problema están la avena, la banana y hojas verdes.
Lácteos. Tanto la leche como sus derivado suelen ser efectivos para este problema. Destacamos sobre todo el yogur y el kéfir de leche ya que suelen alcalinizar tanto el estómago como el intestino.
TIP: Un Kéfir estilo Griego de Loto con avena y banana es la fórmula perfecta para combatir la acidez.

Cuando el problema del reflujo se vuelve muy constante (una o dos veces por semana) se puede tratar con algún tipo de fármaco especial para eso.

Compartilo con alguien que le interese

Esta entrada tiene 10 comentarios