20 de Octubre, día mundial de la Osteoporosis

Una de cada 3 mujeres y uno de cada 5 hombres mayores de 50 años sufren esta enfermedad que afecta a los huesos.

¿Qué es la Osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la disminución de la densidad de los huesos, haciéndolos más frágiles y, por lo tanto, aumentando la posibilidad de fractura. Lo particular de esta afección es que la pérdida de fortaleza del hueso no es percibida por el paciente y, en la mayoría de los casos, se diagnostica cuando ya ocurrió una fractura.

¿Quiénes tienen más riesgos de sufrir esta enfermedad?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de cada cinco hombres mayores de 50 años sufre osteoporosis. Si lo llevamos a la población femenina la cifra se eleva a una de cada tres. Esto se debe a que en las mujeres el período posterior a la menopausia hace que se reduzca la cantidad de estrógenos en el organismo y esto genera una menor protección del hueso.

Más vale prevenir que curar”

La fortaleza de nuestros huesos no se puede cambiar de un día para el otro, por eso la mejor manera de evitar esta enfermedad es tomando medidas preventivas. La niñez y la adolescencia son etapas claves ya que cuando somos niños nuestros huesos se están desarrollando y en la etapa adolescente están en su momento de mayor fortaleza. Es el momento para sentar las bases de un esqueleto fuerte.
Esto no quiere decir que en el resto de nuestra vida no podamos prevenir la osteoporosis, simplemente que cuanto antes comencemos a cuidar los huesos mejor llegarán a la etapa adulta.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis?

Esta es una de las particularidades de esta enfermedad que está muy vinculado a la importancia de prevenir: la gran mayoría de las veces que se diagnostica osteoporosis es porque el paciente sufrió una fractura, esta suele ser la etapa más avanzada de la enfermedad, donde el hueso ya está bastante frágil. Generalmente se asocia a las fracturas de puño o de cadera a raíz de una caída. Muchas veces son tropezones que en otro momento no hubiese significado mucho, pero con los huesos debilitados derivan en una fractura.

3 claves para prevenir la osteoporosis

Ya hablamos de la importancia de la prevención pero ¿cómo prevenimos este deterioro de los huesos?
Una de las claves es el ejercicio físico: uno de los más indicados para personas mayores de 50 es caminar con calzado adecuado, ya que este ejercicio prácticamente no tiene riesgo de forzar a los huesos.
La siguiente clave es incorporar vitamina D: cerca del 50% de la población mundial tiene insuficiencia de esta vitamina. Si querés saber más de ésto, podés leer nuestro artículo sobre los síntomas de la falta de vitamina D.
Por último, pero no menos importante, es incorporar cantidades adecuadas de calcio a tu alimentación. Los alimentos con mayor aporte de calcio son los lácteos, en particular los que han pasado por un proceso de fermentación. Te recomendamos probar nuestro Kéfir tipo Yogurt Griego que, además de aportarte más del 60% del calcio recomendado diariamente por cada porción de 200ml, tiene vitamina K que te ayuda a asimilarlo.

¿Qué hago si ya tengo osteoporosis?

Si se te diagnosticó esta enfermedad lo más probable es que hayas sufrido una fractura, la mayoría de las personas que sufren fracturas por osteoporosis vuelven a incidir en menos de un año, a menos que se traten.
Los tratamientos para esta enfermedad son variados, en su mayoría se realizan con fármacos. Además, se pueden realizar las medidas que indicamos para prevenir, siempre en compañía del especialista de la salud que nos esté asistiendo.
Entre el 70% y el 80% de las personas que tuvieron fracturas por osteoporosis e hicieron tratamiento evitaron una segunda fractura.

Compartilo con alguien que le interese