El Kéfir: un poderoso regulador de los procesos digestivos

En los últimos 30 años, principalmente en Europa y Estados Unidos, el kéfir de leche se puso en el centro de atención por sus increíbles propiedades.

Illya Mechnikov, discípulo de Pasteur, es el primero en asociar la longevidad y buena salud de los pobladores de su comarca al consumo de este alimento. Desde entonces, los estudios científicos no han parado de formularse y, actualmente, se lo considera el super food de los lácteos.
.

Características del kéfir

Una de sus principales características es la cantidad de cepas bacterianas que tiene. Pero además de bacterias, posee levaduras. En comparación con el yogurt, lácteo que tiene solo 2 cepas de bacterias, el kéfir de leche posee más de 30!!!! y además tiene levaduras que son imprescindibles para colonizar nuestra microbiota intestinal.

El kéfir, además de estas cualidades excepcionales, nos ayuda a absorber la vitamina D que posee la leche y aumenta la biodisponibilidad de calcio. Esto se debe a que las bacterias y levaduras transforman la lactosa y liberan estos nutrientes que son rápidamente absorbidos por nuestro cuerpo.

Esta diversidad bacteriana lo convierte en un potente regulador de nuestros procesos digestivos. Al mismo tiempo que puebla nuestra microbiota intestinal proporcionando mayor diversidad, está comprobado que tiene efectos positivos en la reducción del colesterol, tiene propiedades anti tumorales y anticancerígenas, entre otras. ( Te dejo aquí abajo un esquema que contiene varias de sus propiedades y varias fuentes bibliográficas que ponen luz sobre esta temática). 

Por estas razones, cuando decimos que es un potente regulador de nuestras funciones digestivas, realmente nos quedamos cortos: el kéfir es un verdadero aliado de nuestra salud, ya que nos aporta una gran diversidad microbiológica. 

La importancia de la microbiota

Como hablamos en el artículo anterior, cuanto mayor es la diversidad de la microbiota intestinal de más salud gozamos. Y como en el intestino empieza todo el asunto de nuestra salud, sabemos a ciencia cierta que estos “bichitos” son los encargados de realizar casi todas las funciones digestivas. Y no solo eso: también funciones metabólicas que regulan nuestros estados de ánimo, endocrinas y nutritivas. 

Un estudio que se hizo en personas que tenían inflamación intestinal (en este caso enfermedad de Crohn) demostró que en solo 4 días de consumo de kefir estas personas disminuyeron los síntomas asociados a esta condición. Realizaron muestras de materia fecal antes y después del estudio y la diferencia es notable: mira como se han incrementado los lactobacilos en estas personas! 

La alimentación es un factor clave para aportarnos mejoras en nuestra salud y nuestra calidad de vida. Ya hace tiempo que hablamos de la diferencia entre comida y alimento, te invito a que ampliemos el concepto de alimentación un poco mas y chequeemos que lo que comemos nos aporta microorganismos vivos y también lo que a ellos alimenta. 

Si llegaste hasta acá, muchas gracias! Espero que te haya servido esta información. 

Si aún no te has suscrito a nuestra lista de mails donde cada semana compartimos información de valor relacionada con la salud de la microbiota y alimentación, te dejo por aquí el link!  

http://eepurl.com/hHkaRH

Compartilo con alguien que le interese